• ND Sinaloa

El río nos agarró dormidos: Habitantes de La Concha



La Concha, Escuinapa, Sin.- Eran cerca de las dos de mañana, hacía ya varios horas que el huracán Willa ya había destrozado la cabecera municipal de Escuinapa y sus comunidades del valle, pero en la sindicatura de La Concha, en los límites entre Sinaloa y Nayarit, los habitantes que se habían negado a dejar sus hogares ya se encontraban dormidos.

Para ellos Willa no fue perceptible, y al ver que el fenómeno no sacudió sus arboles o voló sus techos, decidieron irse a descansar, cuando de pronto Amado, un habitante de la comunidad que se ubica a pocos metros del río, hizo sonar las campanas de la iglesia, despertando súbitamente al pueblo entero, quienes lo primero que sintieron al poner los pies sobre el suelo, fue el agua helada del Río Las Cañas que ya se encontraba dentro de sus viviendas.

“Sonaron las campanas de la iglesia y nos despertamos, por que estuvimos esperando por lo del huracán, entonces como a las 10 nos acostamos pensado que no iba a pasar nada, sonaron las campanas como a las dos de la mañana, y cuando nos levantamos y ya estaba el río acá, el huracán no hizo gran daña, el agua después, se me mojaron todos los colchones, los muebles, el refrigerados y la labora nueva se nos echaron a perder, no nos dio tiempo de sacar nada, llegó de golpe todo”, así lo narró José Candelario Alfaro García, habitante de La Concha.


Y es que, según el síndico de la comunidad, Hugo Loc Herrera, el sonar de las campanas es el llamado de alerta de que avisa del desbordando, y aunque este sonido ha logrado evitar afectaciones pasadas, en esta ocasión no lo logró, pues el río fue mas veloz que el replicar de las campanas.

“Aquí se usa que cuando suena la campana es por que el río esta por salir, ya se sabe ese llamado e auxilio, el problema es que la sonaron y ya el agua estaba encima, el agua llego muy de prisa, ya no dio tiempo de nada”

Mayra Sánchez Contreras, otra de las afectadas por la creciente, se encontraba de pie, frente a los que quedo de su cada construida de ladrillos, lodo y palma, y aunque junto con su familia evacuo su vivienda y se fue con una hermana, allá también fueron alcanzados por el nivel del río.


El río se empiezo a meter y tumbo las bardas… sonaron las campanas y el ruido del , nosotros estábamos en la casa de mi hermana, pero también se le metió rapidito a ella (el agua), perdimos todo, camas, 'refri', esta todo mojado, la ropa… todo”río

El panorama en las calles de La Concha es desolador, en las banquetas se pueden apreciar colchones, sillones, ropa, calzado e infinidad de artículos que fueron sacados por los habitantes con la esperanza de que al ser tocados por los rayos del sol puedan volverse a utilizar.

En algunas viviendas se escuchaba el sonido de las palas raspando el piso, levantando las capas de lodo que había dejado el paso de la corriente del Río Las Cañas a su paso, y aunque la tristeza se veía reflejada en sus rostros, al final todos coincidían en que, aunque les costaría esfuerzo recuperar todo lo perdido, tenían vida para lograrlo.



0 vistas

© 2019 Derechos Reservados Noticias Digitales Sinaloa

Teléfonos 695 112 08 27 || 695 108 99 67

Calle Francisco Perez #28 Colonia Centro

Escuinapa, Sinaloa, México.